Cosméticos con ADN

La industria de cosméticos invierte de manera destacable en innovación. Se trata de un mercado dinámico con consumidores continuamente ávidos por novedades.

En los últimos años, se presentaron una nueva clase de productos para el cuidado de la piel con un reclamo de customización basado en el análisis genético.

La secuenciación genética resultante del proyecto Genoma humano, finalizado en 2003, proporcionó un conocimiento más profundo sobre el orden en el cual los genes están combinados en el genoma (pares de cromosomas) y por lo tanto sobre las características hereditarias de los individuos.

En el futuro, la secuenciación del genoma posibilitará la realización de estudios para emitir diagnósticos y pronósticos de enfermedades con una mayor precisión y, consecuentemente, el desarrollo de tratamientos individualizados.

Hace poco más de diez años, la secuenciación del genoma era objeto de estudio avanzado y a un coste de millones de dólares. A día de hoy, gracias a los avances en tecnología y con el desarrollo de nuevas metodologías, dichas pruebas pueden ser realizadas por menos de mil dólares.

En medicina, la genética ya apunta hacia tratamientos más pulidos y eficaces. Hasta la fecha ya se han realizado inversiones en secuenciación genética de pacientes con cáncer y otras enfermedades.

Paralelamente, se ha producido un aumento del desarrollo en farmacogenética o farmacogenómica, consistente en el estudio de los factores genéticos que deben interferir en los efectos de la medicación. El mapa genético permite la determinación de la dosis óptima de medicación para un paciente, la cual puede no tener la misma eficacia en otro paciente con el mismo diagnóstico. 

Aquí es donde la genómica nutricional entra en juego. La genómica nutricional es un área de la ciencia que estudia cómo los alimentos pueden interferir en la actuación genética.

Los estudios de genómica nutricional concluyen que los vegetales tales como el brócoli y la coliflor son componentes capaces de estimular genes carcinogénicos. 

En dermatología, las prescripciones personalizadas basadas en estudios genéticos se están incrementando. Gracias a esto, es posible dirigir esas prescripciones tanto al tratamiento de las patologías como a mitigar los efectos adversos del envejecimiento en la piel. El dermatólogo prescribe ingredientes activos específicos para compensar determinadas características (deficiencias) genéticas del paciente.

Basándose en esa premisa, en 2002 la compañía estadounidense Lab21 lanzó DNA Face Cream, el primer producto manipulado de forma personalizada, basado en una muestra del ADN del paciente (tomada de la mucosa de la mejilla).

En 2012, Skingena, una unidad de negocios del grupo O Boticário, puso a disposición de los dermatólogos de Brasil esta opción de producto manipulado de forma personalizada. Skinge Lab es la unidad responsable de analizar el ARN (que contiene información sobre el ADN) y Skingen Pharma crea los productos.

La industria cosmética también entró en la nueva era con células madre cutáneas compatibles con células madre vegetales, presentadas en 2008. Las células madre tienen la capacidad de transformarse (de manera diferenciada) en cualquier otra célula específica del cuerpo y renovarse a sí mismas gracias a la división celular. Esto es posible incluso después de grandes periodos de inactivad y dichas células son inducidas a crear tejidos y células de los órganos con funciones específicas. Estudios realizados en Europa y en los Estados Unidos mostraron la eficacia de dichas células madre vegetales en tratamientos de antienvejecimiento de la piel. Estos ingredientes activos funcionan básicamente restaurando el equilibrio celular y la capacidad celular de reconstrucción, acciones sumadas a su acción sobre los efectos de la exposición al sol, deshidratación y replicación celular. Todo esto con el rejuvenecimiento de la piel como objetivo.

Gracias a los avances en tecnología, se puede presagiar que en el futuro, los cosméticos tendrán muchos más beneficios que simplemente limpiar, proteger y aromatizar la piel.

Hamilton dos Santos, Editor, Cosmetics & Toiletries Brasil 
http://www.cosmeticsonline.com.br/

Lea más artículos sobre cosméticos y productos de higiene personal

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.