Biohacking y las nuevas tendencias en cosmetica

Biohacking y las nuevas tendencias en cosmetica

El biohacking viene de las palabras “biología” y “hacking” y se entiende como el conjunto de acciones que un individuo lleva a cabo, a través de diferentes técnicas y herramientas, que pueden ser médicas, nutricionales, biológicas, electrónicas y por supuesto cosméticas, para optimizar su cuerpo, su mente y su vida, entendiendo mejor cómo funciona su organismo y cómo envejecemos. También es conocido como DIY Biology. Muchas técnicas de biohacking han existido durante siglos, como por ejemplo la meditación y el ayuno. El mercado de biohacking tiene un valor estimado de U$52 billones para el 2027 con un CAGR estimado de 20.4%, lo que indica que es un campo promisorio para la industria cosmética.

Glamour Magazine presentó en un artículo de enero, una interesante definición: Es la práctica de cambiar tu fisiología a través de la ciencia, para que puedas controlar, manipular y crear tu camino hacia un mejor desempeño. “Imagina que tu cuerpo es un coche; no solo necesitas el combustible adecuado, necesitas las mejores ruedas que se ajusten perfectamente, frenos suaves y un motor ajustado a tus requisitos precisos”, explica Nick Powell, experto en el tema.

El magazín Vogue publicó un interesante artículo en diciembre de 2020 sobre el papel que jugará el biohacking en el futuro de skin care. Estamos viendo cómo podemos piratear nuestro propio cuerpo con la ayuda de la ciencia y tecnologías avanzadas. El mercado nos muestra avances en dispositivos para rastrear nuestros patrones de sueño, monitorear nuestra salud intestinal e incluso imprimir nuestra propia piel. A continuación, veremos algunas tendencias muy interesantes en biohacking, las cuales están siendo impulsadas por la pandemia, el confinamiento y la necesidad de fortalecer nuestras defensas para vernos y sentirnos bien en estos difíciles momentos.

terapia de luz infravermelha

Infrared Light Therapy: En los blogs se indica que es buena por dentro y por fuera ya que se ha demostrado que la luz infrarroja tiene muchos beneficios para la salud, mejora su apariencia, cuida su circulación, reduce el estrés y renueva la energía.

Biohapps: El seguimiento y recopilación de datos (conocido como data feedback) representa una gran parte del éxito del biohacking. Muchos biohackers aprenden sobre sus biorritmos con nuevas aplicaciones que ayudan a hacer un seguimiento del sueño, del estado físico y otras que brindan información sobre lo que el cuerpo y la mente necesitan para alcanzar su máximo potencial (y más allá). Recientemente se lanzó el anillo Oura, este es un rastreador de sueño y actividad muy preciso, que registra la temperatura corporal, el pulso del volumen sanguíneo y la intensidad de los movimientos las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Con estos datos, puede construir una línea de base de información sobre usted mismo para lograr un sueño óptimo.

Facial massages: Los masajes faciales son cada vez más populares en Corea y Japón. Estamos viendo innovaciones muy interesantes que incluyen el masaje de fascia, terapia craneosacral, acupresión y ajuste de huesos (la cabeza humana tiene 29 huesos diferentes, no son estáticos). El rostro es un reflejo de tu salud en general. El masaje Tanaka es antienvejecimiento y hace que la piel luzca más joven justo después de dos semanas, ya que combate las arrugas rápidamente y reafirma la piel. El masaje estimula los ganglios linfáticos, acelerando así la eliminación de toxinas y el exceso de líquidos del rostro.

Cosmetic acupuncture: Se basa en la misma técnica de uso de microagujas y tiene como objetivo incrementar los niveles de oxigenación, microcirculación y desintoxicación de la piel.

Fabric osmotics: Hay un creciente desarrollo de biotextiles y telas osmóticas impregnados con productos para skin care, por ejemplo en sábanas y lencería que ayudan a tratar la piel mientras duermes. Un ejemplo interesante es la funda para almohada de Nufabrx, que tiene tea tree oil para ayudar a la piel propensa al acné.

impressora 3D

3D printing devices: Este año vemos el lanzamiento de dispositivos de impresión 3D que escanean la piel y proporcionan una mezcla personalizada de productos de skin care y pigmentos en microgotas para una aplicación exacta.

Microcurrent: Los tratamientos con microcorrientes existen desde la década de 1980 como una opción médica para tratar la parálisis muscular. Los biohackers están usando esta técnica para lograr un facelift no invasivo. La corriente eléctrica de baja intensidad logra entrenar los músculos faciales para que parezcan más levantados, tensos y firmes. El magazín Elle publicó un interesante artículo en marzo donde indica que herramientas como NuFace y Ziip están logrando gran popularidad entre los consumidores. Los faciales de microcorriente son como un entrenamiento de gimnasio para el rostro. A nivel bioquímico, veremos nuevos mecanismos de tecnología para skin care que emulan la acción de la microcorriente, por lo tanto skin care microcurrent-like es una de las grandes oportunidades de innovación para la categoría.

Digestible wellness: Recientemente Bobbi Brown quien es una maquilladora artística profesional lazó Evolution_18, con el lema Beauty begins within (la belleza empieza adentro), tiene una gama de gomitas, batidos, bocadillos y tabletas elaborados con superalimentos y antioxidantes que promueven uñas fuertes, piel clara y cabello brillante.

Liquid skin: Tendencia en furor en Asia y que consiste en cambiar la forma del rostro de forma inmediata. Esta es una mascarilla de silicona de color de la piel que se pega en el rostro para levantar los pómulos, cincelar la barbilla o adelgazar la nariz.

Longevity: Dave Asprey es un empresario de Silicon Valley que aspira vivir hasta los 180 años y ha invertido dos millones de dólares en biohacking. Después de sufrir de mal de altura o “soroche” en el tibet, los lugareños le dieron una bebida tradicional de té con leche de yak. Unos años después lanzó el Bulletproof Coffee (café a prueba de balas), lo cual ha generado una nueva tendencia y moda gastronómica. Por otro lado, Valter Longo ha descubierto como el ayuno puede reducir ciertos marcadores metabólicos relacionados con la longevidad, indicado como ayuno interminente.

terapia com gelo

Frozen beauty: El frío en skin care viene de moda… Ice therapy y cryo-facials son procedimientos que vienen en tendencia, son geniales porque aumentan la circulación sanguínea, minimizan los poros y alivian la inflamación. También estamos viendo el auge de los cryo-rollers, que son crio-rodillos que se guardan en la nevera y tienen la capacidad de mantener el frío para hacer masajes de larga duración. En formulación, vemos nuevas tecnologías para skin care provenientes de los lugares más fríos de la tierra y también, nuevos excipientes y texturas de formulación que permiten tener sensoriales diferentes, cuando el producto es almacenado en frío. A nivel bioquímico, también vemos nuevos mecanismos de acción que simulan el efecto reparador del frío en la piel, por lo que frozen-like también es un concepto que viene en tendencia para las diversas categorías cosméticas.

Molecular wellness: Hay clínicas de vanguardia en el mundo que están ofreciendo procedimientos disruptivos. Por ejemplo, BelleCell en Londres ofrece goteos intravenosos de activos antienvejecimiento, nutrientes y antioxidantes especialmente diseñados. En Los Angeles, Upgrade Labs ofrece tratamientos en cápsulas de crioterapia y saunas de ozono.

Pienso que nosotros como químicos cosméticos y formuladores, tenemos un gran reto y es direccionar la cosmética para que ayude a satisfacer las nuevas necesidades de los biohackers. Esta es una de las tendencias más interesantes y estamos viendo lanzamientos de tecnologías y nuevos mecanismos relacionados al biohacking. Definitivamente, pasión por innovar!


Otro recurso que se ha solidificado como búsqueda de la optimización del cuerpo, la mente y la vida es el veganismo. Lea el artículo anterior de John Jimenez y descubra las últimas tendencias en Vegan Beauty y por qué van en aumento.

Tagged , .

John Jiménez es farmacéutico de la Universidad Nacional de Colombia, tiene un master en desarrollo sostenible y estudios de especialización en marketing, ciencia cosmética y neuromarketing. Tiene 30 publicaciones en revistas científicas y un capítulo de libro en formulación cosmética. Ha sido ganador del Premio Maison G. de Navarre (IFSCC USA 2004), Premio Henry Maso (IFSCC USA 2016) y mejores artículos científicos en Colamiqc Ecuador 2009, Colamiqc Brasil 2013 y Farmacosmética Colombia 2014. También ha sido conferencista en varios congresos internacionales en Europa y América Latina. Desde 2019 escribe una columna de tendencias para In-Cosmetics Connect, desde 2013 una columna de tendencias para Cosmetics & Toiletries Brasil y desde 2020 una columna sobre neuromarketing para Eurocosmetics. También es autor y coautor de diferentes artículos y forma parte del Scientific Advisory Board de Cosmetics & Toiletries magazine. Jiménez también se desempeñó como presidente de Accytec Bogotá (2017-2019). Se incorporó a Belcorp en 2005 y actualmente es Senior Researcher para las categorías de skin care, suncare y personal care. Antes de unirse a Belcorp, trabajó en Laboratorios Esko, Whitehall AH Robins y Fresenius Medical Care en Colombia.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.